Más vale prevenir que curar

El invierno, por las características ambientales que presenta, influencia directa e indirectamente en nuestra salud, siendo particularmente más severo con algunos grupos mas vulnerables, tales como: niños, mayores y enfermos crónicos.
Las características ambientales que mas influencian de forma negativa en la salud son:

  • Temperaturas bajas.
  • Aumento de la humedad.
  • Lluvia, niebe y nieblas.
  • Quema de combustibles para la calefacción.

Como consecuencia de estas características ambientales, surgen con mayor frecuencia enfermedades agudas del aparato respiratorio, agravamiento de enfermedades crónicas, crisis de salud mental, aumento de las afecciones musculo-esqueléticas y lesiones superficiales.

¿Gripes o resfriados?

Muchas veces oímos decir que “ya esta aquí la gripe” o que en una determinada área geográfica “están todos resfriados”. A pesar de la aparente similitud entre estos conceptos, la gripe y el resfriado son enfermedades bien distintas una de la otra.

Ambas son causadas por virus, pero son virus distintos entre sí. El resfriado está causado predominante por un virus de la familia Rinovirus, mientras que la gripe esta causado por el virus Influenza. Además, los síntomas asociados a cada una de las dos enfermedades no son los mismos.

En el resfriado aparece la secreción y congestión nasal, apareciendo con frecuencia la irritación de la garganta y la tos. Raramente hay fiebre y cuando surge es baja (inferior a 38ºC). Por otro lado todos los síntomas de la gripe son mucho más intensos, normalmente aparece de repente una fiebre alta (39-40ºC), escalofríos, dolores por todo el cuerpo, malestar y postración. A pesar de esto, las enfermedades pueden ser curadas benignamente, aunque si se descuida pueden originar grandes complicaciones. Por eso, siempre que sienta cualquiera de los síntomas de resfriado o gripe, debe consultar con su médico u otro profesional de la salud.

Cuidados a tener en invierno

¡Prevenir es mejor que curar! Partiendo de esa base, y sabiendo que el invierno es una estación del año cuyaa aparición no depende de nuestra voluntad, se debe prestar atención a los siguientes consejos:

  1.  Evite el alcohol (acción vasodilatadora) y las bebidas que contengan cafeína (acción diurética).
  2.  Si fuma, deje de fumar (además de los daños que causa tiene una acción vasoconstrictora).
  3. Utilice calzado aislante e impermeable.
  4. Use vestuario adecuado al frió y lluvia. Cuando este mojado, cámbiese lo antes posible.
  5.  Mantenga una ventilación adecuada de los espacios cerrados.
  6.  Garantice un mantenimiento adecuado de los medios de calefacción que utiliza,
    observando las respectivas normas operativas y de seguridad.
  7. Beba muchos líquidos, para mantenerse hidratado.
  8. Tenga una alimentación saludable, racional y equilibrada, recurriendo siempre
    que sea necesario a los Suplementos Alimenticios.
  9.  Disminuya el estrés en su vida. El estres afecta al buen funcionamiento del
    organismo, incluido es sistema inmunológico.

Soluciones Naturales

Tal y como se ha mencionado, tanto la gripe como el resfriado son causados por virus. Muy poco se puede hacer para atacarlos farmacologicamente, y el tratamiento de estos cuadros pasa sobre todo por el alivio sintomático, éstos por la disminución de la fiebre, facilitar la expectoración, disminuir la congestión nasal, promover la hidratación, disminuir los dolores y mucho reposo. El recurso de los complementos de los complementos alimenticios es una excelente opción. De entre las diferentes sustancias se destacan:

Equinácea | Son utilizadas las raíces. Estas están constituidas por ácidos grasos, aceites esenciales, fitosteroles, rutósido, alcaloides, pirrolizidínicos, equinacósidos A y B, equinaceas, entre otros. Presenta las siguientes propiedades: inmunoestimulante, acción anti-inflamantoria y antiviral. Útil en casos de profilaxia y tratamiento de gripes y resfriados.
Sauce Blanco |Se utiliza la cáscara y muy raramente las hojas (por ser más pobres en salicina). Está constituida por: glicósidos y ésteres salicílicos (salicina, salicortina, otros), taninos catéquicos, heterósidos de fenosis, ácidos fenólicos y flavonoides. Presentan las siguientes propiedades: analgésica, antipirética y anti-inflamatoria.
Própolis | Está elaborada por las abejas a partir de resinas recogidas en la superficie de diversas especies vegetales, siendo rica en componentes volátiles que le confieren un olor balsámico. Presenta propiedades antimicrobianas, antioxidantes, anti-inflamatorias e inmunomoduladoras.

Fuente: Ricardo Leite (Farmacéutico y Director Técnico de DietMed),
Noviembre 2016, “Vital para la Salud” Nº 12